Ropavejero

Ropavejero
Autor: Julio Solís

Julio Solís, con Ropavejero nos demuestra que la poesía de Chiapas no debe ser por fuerza una ristra de estampas de la selva, las voces de los dioses terrenales, marimbas y jaguares, o poblarse de ceibas milenarias y pájaros cantores que van de la semilla al sol en vuelo desbocado, exuberante, vasto como el propio Grijalva. En esta tradición de la literatura más reconocida y popular del Sureste mexicano se encuentran excepciones: José Carlos Becerra es, tal vez, la más significativa. Y en el contexto social que también toca Ropavejero, aparece sin duda el Trabajo ilegal de Óscar Oliva. No dejo de reconocer la impronta majestuosa e innovadora del Juan Bañuelos que escribió Espejo humeante o ese himno natural de Carlos Pellicer Esquemas para una oda tropical. Respondían a su tiempo. Es después de Sabines y Efraín Bartolomé que la poesía del sureste, para situarnos en el terreno de Julio Solís, aunque también vio herederos en muchas otras partes, se colmó de rapsodas, a falta de poetas. q

Luis Armenta Malpica

Descargar PDF

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario en nuestra web, y para cumplir con nuestro Aviso de Privacidad. OK | Más información